2014

Pistoletazo de salida nuevo boom

Miércoles 5 de noviembre. Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa. La tensión se palpa en el ambiente. Medio centenar de asistentes abarrotan la sala. Alguno admite haber tomado tila para dormir. De repente, silencio. Nervios. Da comienzo la subasta (la apertura de los sobres con las ofertas económicas) del deseado solar de Raimundo Fernández Villaverde 50. Sin duda, mucho más que una puja inmobiliaria. Para muchos, el pistoletazo de salida de un nuevo tiempo para la promoción residencial.

Esta cita estaba marcada en rojo en el sector y, sobre todo, en la agenda de los cuatro aspirantes a hacerse con este preciado terreno: Ferrovial (bajo la marca de Vergara Promoinvest SL), Domo Gestora (Residencial Maravillas S. Coop. Mad), Pryconsa (Promociones y Construcciones PYC) y Construcciones Amenabar (Amenabar Arroyo del Fresno Avantium SL). Sólo podía ganar uno y Domo se alzó con el cotizado solar (adjudicación provisional) con una puja de 111.050.200 euros, 21 millones superior al precio de salida.

La oferta de Domo Gestora, firma que abandera el régimen cooperativo con varios proyectos de calado en marcha en Madrid y que estaba en pocas quinielas, fue de largo la más alta. En segundo puesto quedó el grupo vasco Construcciones Amenabar (103.001.005 euros), seguido por Ferrovial (102.192.905 euros) y Pryconsa (95.594.004). Pero la noticia estaba más allá del resultado en sí. Acababa de adjudicarse el primer gran activo de suelo en muchos años bajo un clima de máximo interés.

Según los expertos consultados, el hecho de que a esta licitación hayan acudido varias de las compañías más fuertes del sector pone de manifiesto la reactivación de la promoción residencial. Además, como indican otras fuentes, la mayoría de estos pujadores no iban solos. Tras ellos, según ha podido saber este suplemento, habíaimportantes bancos e incluso puede que hasta fondos internacionales de inversión.

Pablo Méndez, director de suelo de la consultora Aguirre Newman y uno de los mejores conocedores de este mercado en la capital, hace una lectura muy clara de esta adjudicación: “Se trata de una gran y excelente noticiacon la que se demuestra que la promoción inmobiliaria vuelve a formar parte de la inversión”. “Sin duda alguna”, continúa, “esta subasta representa el punto de partida de la recuperación del sector”.

El alto precio ofrecido por Domo, según Méndez, es otro síntoma más que positivo. “Pensaba que la puja ganadora rondaría los 100 millones de euros, en la línea de lo ofrecido por Ferrovial y Amenabar”, afirma. En su opinión, el tener casi todas las preventas hechas (el 90% de los 355 pisos proyectados, según confirman en Domo), ha posibilitado que la cooperativa pudiera pagar hasta un 10% más por no contar con un margen de beneficio que si maneja el promotor tradicional.

En todo caso, también hay voces de analistas a los que ha sorprendido el resultado de la puja. “Esperaba que Amenabar y Ferrovial tiraran la casa por la ventana ofreciendo en torno a 120 millones porque creía que iban a descontar subidas del precio de la vivienda del 15% en los dos próximos años. El solar está en una ubicación magnífica y es una apuesta segura”, explica un economista.

Feliciano Conde, presidente de Domo Gestora, no escondía su satisfacción tras la subasta: “Esta adjudicación esel triunfo de la economía colaborativaque viene a la vivienda para quedarse y que pone de manifiesto el poder de las cooperativas”. Conde reconoce haber temido perder, pese a que su oferta era “difícilmente superable”, porque “concurrían grandes empresas con poder económico y muy profesionales”. “Raimundo Fernández Villaverde 50 es una oportunidad muy interesante para la promoción cooperativa a precio de coste”, manifiesta.

Con esta adjudicación, Domo completa un trío de ases de solares. Desde hace meses edifica sobre los terrenos de la antigua sede de Gerencia de Urbanismo de Madrid en la calle Guatemala 13 y acaba de adjudicarse provisionalmente el solar de la sede de Metro de Madrid en Cavanilles 58 tras ser el único postor. Esta cartera no da ni mucho menos vértigo a Conde: “Siempre hemos tenido los pies en el suelo y sabíamos que estábamos en varias finales muy importantes. Podíamos ganarlas y por ello nos hemos dotado de todos los medios para afrontar el reto”.

El primero de estos importantes pasos que ahora tiene por delante Domo es el pago del 50% del precio del suelo, más de 55 millones de euros, a la firma de la escritura de la compraventa de la parcela (en un mes aproximadamente). El resto de la cuantía tendrá que abonarla en un año. Este pago inicial, al que hay que restar los más de cuatro millones de euros depositados como aval, se hará gracias a la aportación de cada uno de los socios del 35% del precio de las propiedades que tienen reservadas. Entre los requisitos que exige Domo para acceder a su proyecto está la obligación de demostrar que se tiene tal capacidad económica.

Mirando al medio plazo, el siguiente desafío para Domo será comenzar la edificación del proyecto, quizá a finales de 2015 o principios de 2016. Dicha construcción la llevaría a cabo Ferrovial, con quien suele trabajar Domo, según comenta Conde. “Seguramente, la financiación llegaría desde La Caixa, aunque nos decantaremos por la entidad que ofrezca las mejores condiciones”, apunta el presidente de la gestora, quien remarca que “las cooperativas ya son bien vistas por los bancos”.

Para Méndez, el golpe de autoridad dado por Domo consolida la promoción cooperativa. “Ahora”, aclara, “Domo debe demostrar que es capaz de ejecutar este tipo de proyectos tan complejos”. Recuerda que ha adquirido el suelo a “precio razonable” (“en el boom hubiera costado el triple”) y cree que la reactivación inmobiliaria vendrá por donde explotó la burbuja: el suelo. “La demanda ha vuelto. En Arroyo del Fresno y en Valdebebas está habiendo tortas por hacerse con parcelas”, comenta.

Pensando en próximas subastas de solares de la Administración, el director de Suelo de Aguirre Newman prevé que se irán sumando nuevos licitadores a los cinco más activos hoy(los cuatro aspirantes a Raimundo y Grupo Ibosa). Apunta que aunque finalmente sólo cuatro presentaron su oferta por Raimundo, Aguirre Newman analizó y presentó este activo a más de 10 clientes.

Y es que, a la espera del desenlace de la repuja entre Grupo Ibosa y Pryconsa por las cocheras del Metro en Cuatro Caminos, los suelos de este tipo seguirán saliendo a la venta. Otro que se adjudicará en breve es el de los antiguos Estudios Buñuel de RTVE en la Avenida Burgos. 15.000 metros edificables a los que también oposita la sensación del momento, Domo. ¿Completará su póquer de suelos de alto nivel en la capital?

Fuente: http://mun.do/1zgxwSS